¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

viernes, 1 de agosto de 2014

BENEFICIOS DE LA FACILITACIÓN DEL COMERCIO

La facilitación del comercio nos permite la simplificación y armonización de las operaciones de comercio internacional. Además cubre una amplia gama de procedimientos, algunos con mayor impacto en los resultados comerciales que otros. Existen dos áreas en las que los beneficios pueden derivar en importantes mejoras: puertos y aduanas.

Sigue a administración moderna  en Facebook

comercio internacional
Frecuentemente las quejas sobre retrasos en las aduanas se centran sólo en las molestias causadas, sin embargo, estos retrasos pueden afectar muy gravemente a la economía de las empresas vinculadas al comercio exterior.


Examinando cómo la eficiencia en los procedimientos aduaneros afecta el desempeño económico, se estima que las pérdidas que las empresas sufren por los retrasos en la aduana, la falta de transparencia y previsibilidad, los requisitos de documentación y otros complicados procedimientos aduaneros obsoletos, en muchos casos superan el valor de los aranceles que tienen que pagar.

Las pequeñas y medianas empresas son las que más beneficiadas resultan con la modernización de los procedimientos aduaneros, ya que están más expuestas que las grandes empresas y multinacionales a los caprichos de la burocracia aduanera, muchas veces pasada de moda y además son las que menos recursos poseen para hacer frente a estas dificultades. Los gobiernos, por supuesto, también resultan beneficiados de la facilitación del comercio, ya que una aduana más rápida y eficiente significa un aumento de los flujos comerciales y mayor facilidad en la recaudación impositiva.

Estudios sobre facilitación del comercio demuestran cómo mínimas reducciones en los costos de las transacciones aduaneras en el comercio de bienes puede dar lugar a incrementos muy significativos en el comercio mundial. Los beneficios de mejorar los procedimientos aduaneros en combinación con una mejor eficiencia de los puertos son enormes. Los países en desarrollo son los que relativamente más se benefician, ya que de por si el tiempo promedio de despacho en aduana en las economías desarrolladas es bajo y los puertos de estos países ya son en su mayoría bastante eficientes.

La ventaja competitiva otorgada por ejemplo por los bajos costos laborales en los países en desarrollo, a menudo es absorbida por el coste de los retrasos y las ineficiencias en las aduanas y puertos. La reducción del número de días que tarda un exportador de un país en desarrollo en el despacho de su mercancía en la aduana puede tener un efecto equivalente a hacer un importante ahorro en otros costos. Además, es mucho más fácil para los países en desarrollo concretar importaciones si los proveedores extranjeros saben que no se enfrentarán a lentos y frustrante obstáculos en las aduanas.

No hay duda de que los largos tiempos de despacho en las aduanas reducen la competitividad de las exportaciones, pero los operadores de comercio exterior pueden ver el desafío de las aduanas desde diferentes puntos de vista. Mientras que para las empresas exportadoras de los países desarrollados, la principal preocupación es la falta de transparencia y previsibilidad de los procedimientos aduaneros que se da en algunas partes del mundo, para los exportadores de los países en desarrollo, la mayor inquietud es la complejidad de la documentación aduanera y los reglamentos.

Una homogeneización de los procedimientos aduaneros en todo el mundo bajo las normas de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) es un proceso gradual y en algunos países muy complicado, pero los beneficios son impagables.

TEMAS RELACIONADOS :

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.