¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

domingo, 14 de diciembre de 2014

Cultura Empresarial Ambiental

cultura-empresarial-ambiental
El término cultura empresarial siempre se replantea en tiempos de crisis; no obstante hay una confusión bastante generalizada sobre su significado real. Nosotros nos referiremos a la totalidad de las normas, opiniones y valores que determinan el comportamiento de la dirección y los hábitos de los trabajadores de una empresa.
Las formas de pensar y actuar de los directivos y de los trabajadores siempre tienen una repercusión directa en el rendimiento de la empresa. En consecuencia, la relación empresa-cliente-medio, en una cultura empresarial que aplique un enfoque ambiental implica adoptar la correspondiente estrategia correctora. Significando que, para desarrollar, una estrategia empresarial efectiva de conservación del medio ambiente, las características relevantes de este concepto deben de estar en concordancia con la cultura empresarial. Para promover este espíritu en un primer estadio, la dirección de la empresa ha de demostrar el respeto hacia el medio natural delante los trabajadores mediante la aplicación de medidas internas concretas, ya que los directivos tienen una función ejemplar que deben de asumir.
La conservación del medio ambiente también es una cuestión ética que ha de ser destacada y demostrada para incentivar un proceso de sensibilización a todos los niveles dentro de la empresa. El compromiso implícito de la dirección en este proceso puede darse a través de charlas sobre el tema en congresos, contribuciones en el boletín interno, participación en premios de gestión ecológica de empresas o ser miembro de una asociación empresarial con objetivos de mejora ambiental. En todo caso, estos son elementos fundamentales de la cultura empresarial ambiental.

La Cultura Empresarial

Cada empresa es parte de nuestra cultura industrial y está determinada por esta, pero también dispone de su (sub)cultura propia. El término cultura empresarial describe la esencia interna exteriorizada que caracterizan las prácticas de la empresa. La empresa es entendida como una especie de sistema cultural autónomo, que desarrolla patrones de percepción y orientación inconfundibles, tanto para los trabajadores como para los sectores funcionales vinculados a la empresa.

Aunque en la docencia empresarial existan muchas interpretaciones de la acepción, se valoran diversos puntos clave de validez universal para determinar el significado:
  • La cultura empresarial no es un fenómeno directamente observable dentro de una empresa, sino que se manifiesta más bien en convicciones generales que determinan la evidencia existencial de la empresa y de sus trabajadores. No se aprende, sino que viene transmitida por un proceso global de socialización. 
  • La cultura empresarial no es una directriz de comportamiento claramente definida i fijada de una empresa, por el contrario se vive.
  • La cultura empresarial da unos patrones según los cuales se ha de actuar dentro de una determinada empresa. De esta forma transmite un sentido y orientación a los trabajadores.
La Ecoeficiencia debe considerarse ante todo como una cultura administrativa que guía al empresariado para asumir su responsabilidad con la sociedad, y lo motiva para que se vuelva más competitivo, impulse una innovación productiva en su negocio y adquiera una mayor responsabilidad ambiental.

Esto no implica cambiar por completo las actuales prácticas y procesos de producción, sino que la ecoeficiencia motiva una innovación empresarial para adaptar y readecuar los sistemas productivos existentes a las necesidades del mercado y del medio ambiente, y de esa forma consolidar niveles más altos de desarrollo económico, social y ambiental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.