¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

lunes, 1 de diciembre de 2014

LA GRATIFICACIÓN DE NAVIDAD

El derecho a percibir las gratificaciones, de acuerdo al contenido de la ley N° 27735, comprende a los trabajadores sujetos al régimen laboral de la actividad privada, sin que importe que su relación laboral sea a plazo indefinido, sujeta a modalidad, o a jornada parcial, esto es, por una jornada inferior a las cuatro horas por día. Expresamente, el reglamento de la norma aludida, incorpora en el beneficio a los socios trabajadores de las cooperativas de trabajadores. 

Sigue a administración moderna  en Facebook
 

Las personas que prestan servicios al amparo de una relación civil de locación de servicios, quedan excluidas de los alcances de la norma por la propia naturaleza jurídica de su vínculo contractual. La gratificación de Navidad deberá abonarse como fecha máxima el lunes 15 de diciembre.

MONTO DEL BENEFICIO

En términos generales, las gratificaciones deben equivaler a la remuneración que el trabajador perciba en la oportunidad de pago del beneficio, es decir, en la primera quincena de los meses de julio o diciembre. Pese a que el reglamento de la norma bajo desarrollo, el Decreto Supremo N° 017-2002- TR, contiene una estipulación distinta al considerar que la remuneración computable debe ser la vigente al último día de junio o de noviembre, tal divergencia normativa debe ser resuelta en base al principio de la primacía de la norma superior; la ley.

La remuneración base de cálculo de las gratificaciones es concordante con el enunciado del artículo 9 de la Ley de Compensación por Tiempo de Servicios (CTS). Son computables para las gratificaciones, la remuneración básica así como todas las sumas que regular o habitualmente perciba el trabajador, en dinero o en especie, como contraprestación por su labor, cualquiera sea su origen o denominación, siempre que sean de libre disposición. El cálculo de las remuneraciones principales y complementarias de naturaleza imprecisa, podría albergar alguna dificultad.

Es necesario seguir las siguientes reglas: La remuneración principal de naturaleza variable, fundamentalmente las comisiones, se incluyen siempre en las gratificaciones en atención a lo percibido en el semestre correspondiente. Por el contrario, para que las remuneraciones complementarias de naturaleza variable o imprecisa, básicamente las horas extras, se incorporen al cálculo de las gratificaciones, deben haber sido percibidas al menos en tres meses del semestre o período correspondiente, es lo que se denomina cumplir con el requisito de regularidad.

Los ingresos del trabajador que no tienen naturaleza remunerativa quedan excluidos de la base de cálculo del beneficio. No constituyen remuneración para ningún efecto legal los conceptos previstos en los artículos 19 y 20 del TUO  del Decreto Legislativo N° 650.

TIEMPO DE SERVICIOS

Para tener derecho a percibir el íntegro de la gratificación, el trabajador debe haber laborado el semestre correspondiente completo. El semestre completo, tratándose de la gratificación de Fiestas Patrias, es el comprendido entre los meses de enero a junio. El semestre aplicable a la gratificación de Navidad es el comprendido entre los meses de julio a diciembre.

El período computable para la Gratificación de Navidad (julio-diciembre) puede generar problemas en su aplicación al permitir el pago íntegro de la gratificación, sin tener la certeza que el trabajador labore el semestre completo, puesto que este podría culminar sus servicios en el transcurso de la segunda quincena de diciembre.

Hay que prestar especial atención al contenido de la modificación reglamentaria introducida por el Decreto Supremo N° 017-2002-TR. Se hace evidente con base en la mencionada disposición que si un trabajador dentro del mes calendario completo laborado tiene faltas injustificadas, días de inasistencia por efecto de alguna suspensión disciplinaria o licencias sin goce de remuneraciones, estas se descontarán a razón de un treintavo del sexto por día. Previamente a la publicación de la modificatoria, era procedente descontar el mes completo a razón de un sexto, situación que devenía en un perjuicio excesivo al trabajador.

El Decreto Supremo N° 017-2002-TR no quiere decir, de ninguna manera, que cabría el cálculo para efectos de las gratificaciones de los días laborados en un mes calendario incompleto. Sobre este particular la norma es de una claridad meridiana, solo se calculan los meses calendario efectivamente laborados, con la sola excepción señalada en el párrafo anterior.

REQUISITOS

Para tener derecho al íntegro de las gratificaciones, es indispensable que el trabajador esté laborando en la oportunidad en que corresponda la percepción del beneficio –la primera quincena de los meses de julio o diciembre– o estar en uso del descanso vacacional, de licencia con goce de remuneraciones o percibiendo subsidios de la seguridad social o por accidentes de trabajo, y haber laborado el respectivo semestre completo.

No queda claro el tratamiento de las suspensiones del contrato de trabajo durante el semestre correspondiente. Cabe señalar que tanto la ley como el reglamento callan sobre el tema, situación que no deja de sorprender en la medida que tal situación ha sido resuelta con acierto si la suspensión del contrato acontece en la oportunidad del abono del beneficio. Pareciera acertado pensar que si al trabajador que cesa de modo previo a los meses de julio y diciembre le corresponde la gratificación trunca, con igual razón le correspondería una parte proporcional de la gratificación al trabajador cuyo contrato, si bien vigente, queda suspendido en cuanto a sus efectos por alguna de las causales contenidas en el artículo 2 del reglamento y 6 de la ley.

ingresos-del-trabajador-con-efectos-en-las-gratificaciones

GRATIFICACIONES PROPORCIONALES

Aquellos que encontrándose trabajando en la primera quincena de los meses de julio o diciembre no hayan completado los seis meses calendario de labor, percibirán tantos sextos de su última remuneración en concepto de gratificaciones como meses calendario completos laborados tengan. No procede pago alguno por fracciones de mes.

De forma gráfica, el trabajador que laboró desde el primero de octubre y sigue con contrato vigente al 15 de diciembre percibirá tres sextos de su remuneración como gratificación de Navidad en atención a sus meses calendario de labor completos. Caso contrario, quien ingresó a laborar el 2 de diciembre no completa el mes calendario de labor al final del semestre pertinente, no correspondiéndole suma alguna en concepto de gratificaciones.

GRATIFICACIONES TRUNCAS

Pese a que las vigentes normas sobre el derecho a las gratificaciones difieren en poco de las primigenias dictadas en el año 1989, sí introducen un elemento diferenciador y beneficioso para el trabajador. Nos referimos a lo que se ha dado en denominar las gratificaciones truncas.

Por gratificación trunca entendemos el derecho que acompaña al trabajador que por cualquier motivo ha cesado en su empleo con anterioridad a la oportunidad del pago de las gratificaciones, a percibir una parte proporcional de ésta en atención a un sexto por cada uno de los meses calendario completos laborados del semestre correspondiente. Dicho monto proporcional se abonará dentro de las 48 horas del cese y con los demás beneficios sociales del trabajador.

A modo de ejemplo, el trabajador contratado el primero de agosto por un período que culmina el 31 de noviembre, percibirá por concepto de gratificaciones truncas cuatro sextas partes de su último sueldo mensual. De modo distinto, el trabajador que es contratado el primero de diciembre y cesado dentro del período de prueba el 29 del mismo mes, no tiene derecho a la gratificación trunca al no superar el mes calendario completo de labor.

REMUNERACIÓN INTEGRAL ANUAL

Los trabajadores que perciban una remuneración mensual no menor de 2 UIT (no inferior a los S/. 7,600) podrán pactar con su empleador una remuneración integral, computada por período anual, que incluya todos los beneficios legales y convencionales aplicables al centro de labores, con excepción de la participación en las utilidades.

En tal supuesto, las dos gratificaciones legales anuales se encuentran ya comprendidas en las remuneraciones alícuotas mensuales.

REGÍMENES ESPECIALES

Los trabajadores de la actividad agraria perciben una remuneración diaria superior a la establecida para el régimen común de la actividad privada, si laboran más de cuatro horas diarias en promedio. Dicha remuneración diaria se actualiza en el mismo porcentaje que la Remuneración Mínima Vital e incluye las gratificaciones por Fiestas Patrias y Navidad, así como la CTS.

El régimen laboral especial aplicable a las microempresas no contempla el otorgamiento de gratificaciones a los trabajadores de las mismas. De acuerdo al artículo 41 del Decreto Supremo N° 007-2008-TR, TUO de la Ley Mype, los trabajadores de la pequeña empresa tendrán derecho a percibir dos gratificaciones al año con ocasión de las Fiestas Patrias y la Navidad, siempre que cumplan con lo dispuesto en las normas pertinentes. El monto de las gratificaciones es equivalente a media remuneración cada una.

Las trabajadoras al servicio del hogar tienen derecho a dos gratificaciones anuales –por Fiestas Patrias y Navidad–, que serán abonadas en la primera quincena de los meses de julio y diciembre, respectivamente.

El artículo 13 de la Ley N° 27986 determina que el monto de la gratificación para las trabajadoras domésticas equivale a la mitad de su remuneración mensual.

IMPUESTOS Y COSTOS
La Ley N° 29714 amplió hasta el 31 de diciembre de 2014 las inafectaciones sobre las gratificaciones que había establecido la Ley N° 29351. En tal orientación, las gratificaciones no están gravadas con los aportes al Sistema Nacional de Pensiones y Sistema Privado de Pensiones, de parte del trabajador. A su vez, el empleador no abonará los montos correspondientes al Seguro Social de Salud. Sin embargo, estas sumas le serán entregadas al trabajador bajo el concepto de Bonificación Extraordinaria.

Las inafectaciones son aplicables tanto al régimen laboral común, como a los regímenes especiales. Demás está decir que las gratificaciones sí se encuentran afectas al Impuesto a la Renta.

Dentro de la estructura de costos salariales aplicables al régimen laboral común de la actividad privada, las gratificaciones de Fiestas Patrias y Navidad constituyen –con mucho– el egreso más importante a cargo del empleador, pues representan algo más del 16.66% adiciona l a las remuneraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.