¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

jueves, 8 de enero de 2015

Las Juntas y los Órganos Arbitrales

las-juntas-y-los-organos-arbitrales
La creación del Sistema de Arbitraje de Consumo tiene como objetivo resolver de manera sencilla, célere y gratuita los conflictos de consumo en la vía arbitral, desplazando de esta forma a la vía administrativa y a su vez a la vía judicial para conseguir la solución de conflictos que se puedan suscitar entre los consumidores y proveedores

Sigue a administración moderna  en Facebook

Es ahí en donde surge  las Juntas Arbitrales que están constituidas por la Autoridad Nacional de Protección del Consumidor  [1], quienes se encuentran en coordinación con los gobiernos regionales y locales, con la finalidad de que estas organicen el Sistema Arbitral y lo promuevan entre los agentes del mercado y los consumidores.[2]
 
El 24 de mayo de 2011 mediante Decreto Supremo[3] se aprueba el reglamento del Sistema de Arbitraje de Consumo a los que hacen referencia los artículos del 137° al 144° de la Ley 29571 del Código de Protección del Consumidor, estilando que las Juntas Arbitrales son los órganos constituidos al interior de administración pública, cuya finalidad consiste en organizar el Sistema a de Arbitraje de Consumo y promoverlo entre los agentes del mercado y los consumidores de las localidades. Asimismo se encargaran de brindar los servicios administrativos y de secretaria técnica a los órganos arbitrales, lo que implica prestar el personal de apoyo, la infraestructura  y el soporte financiero que resulte necesario para su funcionamiento[4]; es decir, que las Juntas Arbitrales son la base del sistema arbitral, que está conformado por la Autoridad Nacional de Protección del Consumidor, cuya función primordial es la de brindar el apoyo necesario a los órganos arbitrales para su correcto funcionamiento.

Las Juntas Arbitrales de Consumo están integradas por un Presidente[5] y un Secretario Técnico[6], la existencia de dos funcionarios  según Paolo del Águila Ruiz de Somocurcio es su artículo La Organización del Sistema de Arbitraje de Consumo: ¿Un modelo para desarmar?, conllevará a una duplicidad de funciones por un lado están las funciones para los que fueron contratados por el gobierno local o regional, en las cuales tendrán que ceñirse según la jerarquía establecida por la entidad; frente a aquellas funciones como parte integrante de las Juntas Arbitrales, en donde el Presidente gozara de autonomía técnica y funcional.

El Arbitraje de Consumo es gestionado por el Estado a través de las juntas arbitrales. El artículo 5° del Reglamento define a las juntas arbitrales como “órganos constituidos al interior de las entidades de la administración pública”. Las juntas arbitrales se constituirán en los gobiernos regionales y locales, en coordinación con INDECOPI; en caso no se constituyan, INDECOPI lo hará directamente en sus sedes u Oficinas Regionales. Las juntas arbitrales se encargan de la gestión del Arbitraje de consumo y de prestar servicios de carácter técnico, administrativo y de secretaría. Entre otras funciones específicas, forman los órganos arbitrales y nombran a los árbitros.

Las Juntas Arbitrales de Consumo son la sede institucional de los órganos arbitrales adscritos a ella a efectos del desarrollo de los procesos arbitrales. En ese sentido los órganos arbitrales, según el Código de Protección al consumidor establece que  son encargados de resolver los conflictos de consumo y están integrados por árbitros, quienes son nominados por los representantes de los sectores empresariales interesados, las organizaciones de consumidores, así como por la misma administración pública. 

Los órganos arbitrales pueden ser de dos formas por un lado tenemos a los unipersonales o  a los Órganos Arbitrales colegiados; en referencia al primero de ellos, están facultados los árbitros que han sido elegidos a propuesta de la entidad de la Administración Pública, precisando que son competentes siempre y cuando no supere la cuantía de las cinco (5) Unidades Impositivas Tributarias; en relación a lo segundo, estos Órganos Arbitrales están conformados por tres árbitros, siendo el primero de ellos el Presidente aquel que conforme la nómina a elección de la entidad de la administración pública; los otros dos árbitros serán escogidos de entre los árbitros de las Asociaciones de Consumidores y el segundo de entre las Organizaciones Empresariales, cabe señalar que son competentes siempre y cuando superen  las cinco (5) Unidades Impositivas Tributarias.


[1]La Autoridad Nacional de Protección del Consumidor tiene las siguientes funciones:
a) Coordinar con los gobiernos regionales y locales para la constitución de Juntas Arbitrales de Consumo, conforme a los lineamientos que se establezca para tal fin.
b) Certificar la aptitud de los profesionales que sean propuestos a las Juntas Arbitrales para integrar la nómina de árbitros, en los casos en que las Juntas consideren necesario contar con dicha certificación a efectos de poder acreditarlos como árbitros.
c) Desarrollar programas de capacitación y evaluación de la aptitud, a fin de extender la certificación señalada.
d) Promover la generación de capacidades técnicas en los gobiernos locales y regionales para lograr su acreditación y progresiva participación de la solución de conflictos en materia de consumo.
e) Constituir las Juntas Arbitrales, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 138º del Código y las disposiciones pertinentes de este Reglamento.
f) Establecer los lineamientos generales de interpretación de las normas, a fin de establecer un sistema de información oportuna y eficiente que permita armonizar criterios legales en todas las Juntas Arbitrales a nivel nacional.
g) Verificar que las solicitudes presentadas por proveedores y organizaciones empresariales interesadas en adherirse al Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo cumplan con los requisitos formales que el propio INDECOPI establezca para tal efecto.
h) Crear y administrar el Registro de proveedores adheridos mediante oferta pública al Sistema de Arbitraje de Consumo, así como determinar el distintivo correspondiente para su uso por parte de dichos proveedores. La información contenida en dicho Registro es pública y gratuita.
Las modificaciones Registrales producidas serán comunicadas a todas las Juntas Arbitrales de Consumo.
i) Difundir y promover el Sistema de Arbitraje de Consumo entre consumidores y empresas.
j) Organizar programas de capacitación para los Presidentes de las Juntas Arbitrales, sus Secretarios Técnicos y los árbitros nominados.
k) Establecer, mediante Directiva de su Consejo Directivo, las demás disposiciones reglamentarias que resulten necesarias para la implementación y funcionamiento del Sistema de Arbitraje de Consumo y el procedimiento arbitral.
[3]Decreto Supremo Nº 046-2011-PCM que aprueba el Reglamento del Sistema de Arbitraje de Consumo .
[4]Articulo 5º inciso 1 del Decreto Supremo Nº 046-2011-PCM que aprueba el Reglamento del Sistema de Arbitraje de Consumo.
[5]Los Presidentes de las Juntas Arbitrales de Consumo son designados por la entidad de la administración pública en la que se constituye la Junta Arbitral de Consumo y cuenta con autonomía técnica y funcional respecto de los aspectos propios del Sistema de Arbitraje de Consumo.
Para ser designado Presidente de una Junta Arbitral de Consumo se requiere poseer título de abogado y al menos ocho (8) años de experiencia profesional, reconocida solvencia e idoneidad profesional y conocimientos de las normas de protección al consumidor y de arbitraje,
El cargo de Presidente de una Junta Arbitral de Consumo podrá ser desempeñado a tiempo completo o parcial, según lo establezca la entidad de la administración pública en la que se constituye una Junta Arbitral de Consumo.
[6]Los Secretarios Técnicos de la Juntas Arbitrales de Consumo serán designados por la entidad de la administración pública en la que se constituye dicha Junta y se encargan de prestar a los órganos arbitrales el apoyo administrativo que éstos requieran para la tramitación de los respectivos procesos arbitrales.
Para ser designado Secretario Técnico se requiere contar con título de abogado y por lo menos tres (3) años de experiencia profesional, reconocida solvencia e idoneidad profesional y conocimientos de las normas de protección al consumidor y de arbitraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.