¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

jueves, 26 de marzo de 2015

Defensoría del Cliente Financiero (DCF)

Defensoria-del-cliente-financiero-DCF
En un mercado competitivo como el financiero, el cliente requiere la mayor protección posible en sus transacciones. Esa es la función de la Defensoría del Cliente Financiero (DCF).

Sigue a administración moderna  en Facebook.

Los reclamos contra el sector  financiero en el Perú son los de mayor preponderancia en entidades como el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).


Precisamente, debido a esta circunstancia, en abril de 2003 se crea la Oficina del Defensor del Cliente Financiero (DCF), como una instancia que busca prevenir y resolver los conflictos que puedan sus citarse entre clientes y entidades prestadoras de servicios financieros. Con ello, se pretende que la relación entre clientes y entidades prestadoras de servicios financieros se desarrolle en un marco de buena fe, equidad y confianza recíproca.

Funciones

Conforme lo dispone el artículo 6 del Reglamento del DCF, esta entidad tiene por finalidad la tutela y protección de los derechos e intereses de los clientes de las entidades financieras participantes derivados de sus relaciones con las mismas, procurando que estas se desarrollen en todo momento conforme a los principios de buena fe, equidad y confianza recíproca.

Para tales efectos, esta instancia se encuentra facultada para resolver los reclamos de los clientes financieros, así como para propiciar conciliaciones entre estos y las entidades financieras.

Los clientes 

Son considerados clientes aquellas personas, naturales o jurídicas, que mantienen una relación contractual formal con las entidades financieras participantes, en la cual la entidad financiera ofrezca o brinde un servicio de naturaleza financiera.
Asimismo, son considera das clientes aquellas personas que, a pesar de no mantener formalmente una relación contractual con las entidades financieras participantes, realizan operaciones financieras con ellas, ya estas sean habituales o esporádicas.
Así por ejemplo, si una persona cobra un título valor en una entidad financiera con la cual no ha contratado producto alguno, dicha operación vincula a ambas partes; en ese sentido, si hay algún problema con dicha operación, la persona será considerada cliente.

Importancia

La actuación de un Defensor para clientes del sistema financiero cobra especial importancia debido a la naturaleza, alcance y horizonte de las operaciones financieras.
Cuando una persona contrata un producto o servicio a una institución bancaria, este no se circunscribe a una sola transacción, como pudiera resultar de la compra de cualquier otro bien o servicio, sino que implica un gran número de transacciones vinculadas al producto, Según datos disponibles, en las entidades privadas del sistema bancario peruano existen cerca de 10 millones de depositantes y de 4.8 millones de deudores; todos los cuales generan más de 750 millones de transacciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.