¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

jueves, 14 de mayo de 2015

EL COACHING

El coaching es una relación profesional de ayuda continua y sostenible, fundamentada en el diálogo, la reflexión y el aprendizaje, sugiere el economista y conferencista internacional Fernando gil, en su libro Coaching transformacional en el puesto del trabajo. Según refiere, en este proceso el individuo es inspirado a desarrollar nuevas y mejores prácticas que lo ayudan a ser mejor persona en su accionar diario o como parte de un equipo, indistintamente en el ambiente en el que se desempeñe. Gil asegura que en esta definición hace referencia a prácticas, en lugar de conductas, para generar resultados diferentes. “El proceso de coaching, que puede durar entre ocho y 12 meses, promueve el desarrollo de hábitos, los mismos que se alcanzan como resultado de practicar de manera sostenible nuevos  comportamientos hasta que se convierten en parte del ser”, detalla. En el ámbito gerencial, el economista precisa que el coaching es el arte de conseguir que el colaborador se declare voluntariamente responsable y que voluntariamente diseñe su plan de acción de mejora o desarrollo de talentos, sus indicadores  y metas y la fecha de la próxima reunión de seguimiento.

Tipos de coaching

La publicación de Fernando Gil establece cuatro tipos de procesos de coaching. El primero es el coaching uno a uno, que puede dividirse en coaching de vida, coaching ejecutivo y coaching de negocios. Por lo general es ejercido por un coach (instructor) profesional externo. El segundo es el coaching de desempeño. Es el que se ejecuta dentro de la organización y es ejercido por el jefe del coachee (persona en entrenamiento). El coaching por equipos es un proceso de transformación interpersonal, tiene una perspectiva sistemática desde cinco frentes: el negocio o desafío real; la cultura organizacional; el desarrollo del equipo como una unidad orgánica; el desarrollo del liderazgo y el desarrollo personal. Finalmente, se encuentra el coaching organizacional, dirigido a todos los colaboradores de la empresa, indistintamente del nivel de jerarquía.

Principios

 Para Fernando Gil, el coaching se sustenta en una serie de principios y creencias y quien lo practique debe creer profundamente en ellos, hacerlo suyos, internalizarlos y demostrar coherencia entre estos y su accionar. Un principio establecido en este libro es que el coachee tiene todas las respuestas a sus problemas e interrogantes. Por lo tanto, refiere, la labor más importante del coach es preguntar para que el coachee busque en su experiencia, creatividad y conocimiento la respuesta a sus diversos cuestionamientos. Otro fundamento establece que toda conducta tiene una finalidad, no hay nada que ocurra por casualidad. “Los seres humanos solemos no ser conscientes del beneficio y muchas veces el resultado resulta negativo. Pero nos da ciertos beneficios emocionales”, asegura Gil.

Responsabilidades


De acuerdo con Fernando Gil, el directivo utilizará las técnicas de coaching en la mejora de su desempeño general y tratará a su departamento o área como un equipo. Así, debe definir y comunicar la misión y sentido de largo plazo del equipo, sus principios y creencias, generando una interacción en torno a ello. De igual modo, debe coordinar con cada área o persona los pasos concretos y las metas que el equipo deberá alcanzar con la finalidad de cumplir la misión del área de la organización. El directivo deberá clarificar los roles y funciones de cada uno de los miembros del equipo, eliminando todo tipo de confusión al respecto. También deberá animar al equipo a alcanzar su máximo potencial.

Fuente: Diario Oficial el Peruano-Suplemento "Economika" Edición Nº 126.Mayo 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.