¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

martes, 22 de diciembre de 2015

Objetivo Asiático: Perú-Corea.

Objetivo Asiático: Perú-Corea.
La apertura comercial del Perú no conoce fronteras. Esta vez, nuestro país busca acercarse aún más a una de las economías más importantes e influyentes del mundo, tal como lo explica el presidente del Consejo Empresarial Perú-Corea del Sur, Juan Varilias.

Sigue a administración moderna en Facebook

¿Cuál es el potencial económico de tener un acuerdo comercial con Corea?

Corea del Sur representa un gran potencial para las exportaciones peruanas, en especial para subsectores como la agroindustria y metalmecánica.

La suscripción del acuerdo comercial es fundamental y los empresarios debemos seguir usando para mejorar nuestros despachos.

Si vemos las cifras de los últimos años, observaremos, por ejemplo, que en 2010, año previo a la puesta en vigencia del TLC, las exportaciones peruanas a ese país no superaban los 900 millones de dólares. 2014 lo cerramos en 1,210 millones de dólares.

Si bien es cierto que un gran porcentaje de la canasta de productos que se destina a Corea del Sur es primario, principalmente de la minería, también lo es que varios subsectores con valor agregado registraron un gran crecimiento.

La agroindustria, pesca, metalmecánica y maderas son algunos de ellos. “Un tema que debemos destacar es que si tomamos en cuenta todos los sectores, veremos que el número de partidas pasó de 142 en 2000 a 292 el año pasado. Estamos hablando de una diversificación de la oferta exportable a Corea del Sur, resultado del TLC y del trabajo conjunto entre el sector público y privado.

–¿Qué se está haciendo para lograr un mejor aprovechamiento por parte de los privados de esta alianza? ¿Qué falta?

–Los gremios del sector privado están trabajando con las empresas haciéndoles ver el potencial comercial que en la actualidad tiene Corea del Sur y los beneficios que traen consigo el TLC.

Hoy, los países asiáticos están concentrados en el desarrollo de soluciones que pasan por la energía y comunicación, dejando el abastecimiento de alimentos a otros como el Perú, que tienen un territorio amplio, capacidad de producción e industrialización, precios competitivos y buenos estándares de calidad y salubridad.

 En este sentido, un aspecto vital fue el levantamiento de las barreras sanitarias que enfrentan principalmente las frutas, por lo que el trabajo del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) cobra mayor importancia.

–¿Se ha logrado establecer algunas alianzas estratégicas? ¿Para qué sectores? ¿Cuáles son los próximos? –Una alianza estratégica natural es la de las empresas peruanas con la Oficina de Comercio Exterior (OCEX) del Perú en Corea del Sur, con la embajada de ese país en el Perú, con Promperú y los gremios empresariales.

Ya hay antecedentes, pero no cabe duda que falta descentralizar más la información y que las empresas sean capaces de satisfacer la demanda de los compradores surcoreanos, no solo en cuanto a las características del producto, incluido el empaque; sino también a salubridad y precios competitivos.

 –Hace poco se informó que el Perú es uno de los principales proveedores de café en ese país asiático. ¿Qué otros productos peruanos pueden destacar en ese mercado?

–Efectivamente. No solo el café, sino también sus derivados, las barras de cereales, frutas procesadas con bajo grado de azúcar, frutas frescas como el mango, uva, plátano, que ellos no producen y si lo hacen es en cantidades que no satisfacen su demanda interna.

 Los snacks y frutas deshidratadas, frutas congeladas como los berries, productos cuyo cultivo es impulsado por Sierra Exportadora. También tenemos a los jugos de frutas y de otros vegetales con poca azúcar. El mercado subcoreano prioriza mucho su salud; la harina de maca, cuya demanda está creciendo bastante bien, la quinua; productos del mar con mayor valor agregado porque la dieta de los surcoreanos está basada en pescado, mariscos y vegetales. También los t-shirt de algodón, las camisas, entre otros productos textiles.

–¿El tema del idioma es una traba para el comercio bilateral? ¿Cómo se está solucionando?

–No necesariamente. Si bien el coreano no es un idioma universal como lo es el inglés, lo cierto es que cada vez más la cultura coreana y latinoamericana se entrelazan en varios niveles, no solamente en lo económico, por lo que ya no es difícil observar universidad e institutos en lo que se enseñan de ese idioma.

También se dan muchos casos de intercambio entre alumnos de universidades que viajan para aprender más de la cultura coreana y latinoamericana. En países como México, Ecuador y el Perú se observa casos de intercambio universitario. –¿Reciben apoyo de la oficina de comercio exterior en esa zona?

–Efectivamente. Recibimos el apoyo de la OCEX del Perú en Corea del Sur, liderada por el embajador Jaime Pomareda, quien está haciendo una buena labor para acercar la cultura peruana a la coreana y también de la embajada de ese país en el nuestro.

–¿A cuánto podrían ascender las exportaciones peruanas a ese país este año? –Por efecto de la caída de los precios de los minerales, en 2014 las exportaciones peruanas a Corea del Sur cerraron con una caída de 22%.


Si bien este año varios subsectores no tradicionales están creciendo a buen ritmo, lamentablemente el peso de los productos primarios en nuestra oferta es muy grande, por lo que considero que podríamos cerrar 2015 en alrededor de 1,300 millones de dólares. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.