¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

lunes, 21 de diciembre de 2015

¿Qué es la Economía Colaborativa? -Sharing Economy-

¿Qué es la Economía Colaborativa? -Sharing Economy-
Las nuevas tendencias tecnológicas abren la posibilidad de alcanzar importantes niveles de ahorro en nuestros gastos cotidianos, una prueba de ello es el nacimiento es sharing economy o economía colaborativa, un fenómeno que, poco a poco, ha ido tomando mucha fuerza y se encuentra rompiendo los paradigmas de consumo establecidos hasta ahora, con la generación Millennial como principal exponente.

Sigue a administración moderna en Facebook

El crecimiento exponencial de la economía colaborativa en los últimos años, a nivel global, no habría sido posible sin el desarrollo tecnológico. La evolución de plataformas que ofrecen los sistemas de mercados en línea, en conjunto con las tecnologías P2P, son hechos determinantes que han favorecido este modelo, asegurando un ecosistema en el que intercambiar bienes y hacer transacciones en línea resulta tan sencillo como introducir ciertos datos personales y hacer algunos clicks.

Entonces ¿Qué es la economía basada en la colaboración?

Se puede definir[1] como una forma o diferentes formas de acceder a productos y servicios que no implican necesariamente la compra de los mismos o al menos la compra total. Es un fenómeno reciente que podríamos enmarcar dentro del movimiento verde y que se popularizó en 2010 con la publicación del  libro What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption escrito por la innovadora social Rachel Botsman, donde defiende la idea del consumo colaborativo y que ha sido recientemente nombrada  por la revista TIME en 2011 como una de las “10 ideas que cambiarán el mundo”, la economía colaborativa se ha posicionado hoy como un nuevo modelo financiero en auge. Gracias al cambio de hábito, pasamos de la posesión a la accesibilidad.

¿Qué es la economía basada en la colaboración?


Con la popularidad del modelo también conocido como sharing economy o economía compartida, tal vez se esté preguntando ¿cómo puedo aprovechar esta tendencia para mejorar mis finanzas?

Gracias a nuevas aplicaciones que surgen cada día, es posible ofrecer o encontrar bienes o servicios que otros encuentren de valor. [2]

La digitalización de los contenidos (fotografías, música, vídeos, libros) ha permitido a mucha gente darse cuenta de que a menudo lo que queremos no es el disco en sí, sino la música que está grabada en él (quizá en forma de MP3). Con servicios como Spotify se ha visto que no es necesario poseer aquella canción que sólo escucharás cuatro o cinco veces. Mientras podamos acceder cuando lo necesitemos, estaremos satisfechos.

Con la reciente crisis económica, esta tendencia de poseer menos se ha extendido y ha llegado al ámbito de los bienes materiales (para que quieres comprar un taladro que sólo usarás durante 15 minutos en toda su vida o un coche que se pasa el 90% del tiempo aparcado?). La gente presta mucha atención al gastar el dinero y observa qué tipo de retribución, en cuanto a felicidad o necesidad cubierta, consiguen.[3]

Utilizando palabras de Rachael Botsman y Roo Rogers[4]: “Ahora vivimos en un mundo global donde podemos imitar los intercambios que antes tenían lugar cara a cara, pero a una escala y de una manera que nunca habían sido posibles. La eficiencia de Internet, combinada con la capacidad crear confianza entre extraños ha creado un mercado de intercambios eficientes entre productor y consumidor, prestador y prestatario, y entre vecino y vecino, sin intermediarios”.

Modalidades

Entre las modalidades de ahorro mediante consumo compartido se pueden encontrar:

Compartir el auto. Organizarse con compañeros de la escuela o trabajo, o buscar personas que vivan cerca y vayan por la misma ruta o destino en aplicaciones como carpooling.com o blablacar.com es una opción.

Esto ayudará significativamente a ahorrar en combustible, ya que el gasto semanal en lugar de hacerlo una sola persona lo puede dividir entre los que se unan.

Intercambiar o vender productos o servicios. Puede que tenga algún producto que ya no ocupe y lo pueda intercambiar o vender mediante aplicaciones como wallapop.com o theyumers.com que pueden ayudar a ahorrar dinero y espacio en el closet.

Rentar algo que no ocupes. Seguramente tiene algún aparato en casa que no utilice, o hasta rentar un espacio en tu casa mediante airbnb.com o couchsuring.com.

Seguro que algo que ahora usted no ocupe en el momento le puede servir a alguien más y en lugar de estar empolvándose, mejor que alguien lo use y de paso generar un ingreso extra.

Comprar “al mayoreo”.

Todos compramos ciertos artículos que son básicos para la vida como líquidos de limpieza o para el aseo personal. Partiendo de esto, ahora sí no suena descabellado organizarse con familia o amigos para comprar ‘al mayoreo’, ya que comprar en grandes cantidades siempre es más barato. Esta acción significará un gran ahorro en lo que destinan mensualmente a las compras del supermercado.


[1] Visto [19/12/2015 desde http://goo.gl/uTVCwQ ]
[2] Visto [20/12/2015 desde http://goo.gl/G3BFR7 ]
[3] Visto [20/12/2015 desde http://goo.gl/HEDruv ]
[4] What’s Mine Is Yours: How Collaborative Consumption is Changing the Way We Live. El libro “What‘s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” es el texto de referencia para el Consumo Colaborativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.