¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

jueves, 7 de abril de 2016

Competencia desleal:Sector Biocombustible

Desde que se emitió la ley de promoción del mercado de biocombustibles, la inversión realizada por los palmicultores peruanos llegó a 180 millones de dólares, lo que permitió incorporar 35,000 hectáreas adicionales de palma aceitera. Sin embargo, hay peligros que deben afrontarse.

Síguenos también en  Facebook / Twitter

La fraternidad peruano-argentina es de larga data. De ello no hay dudas. Sin embargo, desde hace algunos años la presencia de biocombustible elaborado a base de soya en ese país y exportado al Perú se ha convertido en la manzana de la discordia.

¿La razón? , los productores nacionales de aceite de palma –del cual también se elabora biodiésel– denuncian competencia desleal de Argentina.

El fundamento de esta acusación es el subsidio que ese país da a sus productores, los cuales ingresan al mercado peruano con precios muy por debajo de los costos de producción.

El presidente de la Junta Nacional de Palma Aceitera (Jun Palma), Ledgar Arévalo, explica que no estamos frente a un problema nuevo, pues ya en 2009 Petroperú prefería el diésel de soya subsidiado de Estados Unidos.

Sostiene que en 2003 se dio la Ley Nº 28054, Ley de Promoción del Mercado de Biocombustibles, reglamentada dos años después. En 2009 comenzó a operar el diésel B2 (una mezcla de 2% de biodiésel), que posteriormente llegó a B5. Arévalo asegura que el Perú ha preferido comprarles primero a los estadounidenses y luego a los argentinos, pese a tratarse de biodiésel subsidiado, lo que constituye una forma de competencia desleal.

Impacto

Para Jun Palma, desde que se emitió la ley de promoción del mercado de biocombustibles, la inversión hecha por los palmicultores peruanos llegó a 180 millones de dólares, lo que permitió incorporar 35,000 hectáreas adicionales de palma aceitera para abastecer la demanda local. Pese a ello, el gremio afirma que, debido a la competencia desleal argentina, se les ha sacado del mercado. Ledgar Arévalo sostiene que el valor del biodiésel subsidiado de Argentina llegó a 1,000 millones de dólares y eso es lo que afecta a toda la cadena productiva de palma aceitera. Además, las empresas argentinas alegaron que el biodiésel peruano no tiene los mejores niveles de calidad. Arévalo no da crédito a ello y manifiesta que se hicieron pruebas de laboratorio y en campo con resultados óptimos.

“Representamos aproximadamente 7,000 familias relacionadas directamente con el cultivo de palma y generamos 20,000 puestos de trabajo de manera indirecta en toda la cadena productiva de la palma aceitera peruana”.

Petroperú es el mayor importador de biodiésel de soya con el argumento de que el combustible elaborado a base de aceite de palma no cumple con las especificaciones técnicas ante temperaturas muy frías”, asevera Arévalo.


Tribulaciones

Consultado sobre las tribulaciones de la industria de la palma aceitera, el experto en temas agrícolas Reynaldo Trinidad manifiesta que el problema tiene orígenes más remotos, pues el desarrollo del potencial oleaginoso del país no se alcanzó debido a la carencia de políticas de desarrollo en el sector.

“Por muchos años no se entendió que el Perú es un país megadiverso, lo cual significa que las soluciones a sus problemas deben también ser diversos; en el caso de los aceites implica combinar el potencial productivo de la pepa de algodón en la costa, el tarwi o choclo de los Andes, el sacha inchi, el girasol y la palma aceitera de la Amazonía”, refiere el especialista.

Asimismo, comentó que desde 1990 los gobiernos han eliminado gradualmente las defensas arancelarias frente a las importaciones oleaginosas subsidiadas o subvaluadas en el exterior, lo que favorece la competencia desleal contra la producción nacional.

“Un tercer punto sobre el problema es que no se impulsó el cultivo de plantas oleaginosas, sabiendo que hasta en aceites comestibles el Perú depende en 60% del exterior. En el caso de la palma aceitera debe hacerse básicamente en las tierras desforestadas de la Amazonía, que son 10 millones de hectáreas, y no sacrificar el bosque virgen”, apunta Trinidad.


¿Deforestación? Otro punto por considerar es que el cultivo de palma aceitera ha sido señalado como un elemento que causa desforestación. Para Reynaldo Trinidad, hay fundamentos para temer que estas afirmaciones son ciertas. “Consideremos la amarga experiencia de algunos países asiáticos como Malasia, donde el monocultivo industrial de la palma aceitera en tierras arrancadas al bosque significó la destrucción irreversible de millones de hectáreas de este, lo cual trajo tremendos efectos ambientales y sociales. En nuestro caso, el cultivo de palma aceitera debe hacerse exclusivamente en áreas ya deforestadas, las cuales llegan a 10 millones de hectáreas”, manifiesta el especialista.

Versión argentina

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) determinó que el biodiésel que ingresa en el país desde Argentina sí recibe subsidios, por lo cual no compite en condiciones igualitarias con la producción local. A fines de enero, la Comisión de Dumping, Subsidios y Eliminación de Barreras Comerciales No Arancelarias emitió un dictamen definitivo de primera instancia en el que se verifica la existencia de subsidios en la Argentina vinculados a los acuerdos de abastecimiento del mercado peruano.

El ente técnico fijó derechos compensatorios a todas las empresas exportadoras argentinas expresados en dólares por toneladas.

Todo ello motivó a que la Cámara Argentina de Biocombustibles (Cambio) reaccionara, juzgando que la medida tomada por las autoridades peruanas es política y ajena a cualquier justificación legal y técnica.

El gremio argentino decidió apelar esta medida ante el Tribunal de Indecopi y recordó que su país es el principal proveedor de biodiésel a las refinerías peruanas; asimismo, dijo que el producto argentino llega a todo el transporte terrestre peruano y es un rubro determinante en la balanza comercial bilateral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.