¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

domingo, 24 de julio de 2016

La Tercera Ola - Capítulo I: La Superlucha

La Superlucha

En una época de explosivos cambios – en que las vidas personales se ven desgarradas, el orden social existente se desmorona y una nueva y fantástica forma de vida comienza a asomar por el horizonte -, formular las mas amplias preguntas acerca de nuestro futuro no es una simple cuestión de curiosidad intelectual. Es una cuestión de supervivencia.

Síguenos también en  Facebook / Twitter

Lo sepamos o no, la mayoría de nosotros estamos ya empeñados en resistir- o en crear- a la nueva civilización. La tercera ola, nos ayudara, espero, a cada uno de nosotros, a elegir.

Un entrechocar de Olas


El amanecer de esta nueva civilización es el hecho más explosivo de nuestra vida. La humanidad se enfrenta a la más profunda conmoción social y la reestructuración creativa de todos los tiempos. Estamos dedicados a construir una civilización nueva. Este es el significado de la tercera ola. La especie humana ha experimentado hasta ahora dos grandes olas de cambio. La primera ola (la revolución agrícola). La segunda ola (nacimiento de la civilización industrial) necesito solo 300 años. Nosotros los que compartimos el Planeta en estos explosivos momentos, sentiremos, por tanto, todo el impacto de la tercera ola en el curso de nuestra vida. La tercera ola afectará a todos. Proporciona el trasfondo sobre el que se libaran mañana las luchas claves por el poder. Trae consigo una forma de vida auténticamente nueva basada en fuentes de energía diversificadas y renovables; en nuevas familias no nucleares; en una nueva institución (“hogar electrónico”). Esta nueva civilización derribara burocracias y dará nacimiento a economías semiautónomas en un mundo pos imperialista. Por encima de toda la civilización de la tercera ola da origena la economía “prosumidor” del mañana. Por esta razón podría resultar la primera civilización verdaderamente humana de toda la historia conocida.

La premisa revolucionaria

La mayoría a de las personas dan por supuesto que el mundo que conocen dudara indefinidamente. Esperan confiadamente que el futuro sea una continuación del presente.

Este pensamiento adopta varios aspectos. En un nivel presenta como una presunción y en otra aparece envuelto en estadísticas. En ambos casos es esencialmente “más de lo mismo”.

Recientes acontecimientos han hecho tambalear esta confiada imagen del futuro. Para ellas, el Armagedón está solo a unos minutos de distancia.

Estas dos visiones del futuro conducen a la parálisis de la imaginación y la voluntad. Ambas formas de contemplar el futuro engendran privatismo e inactividad. Lo que sigue comienza con la premisa de lo que ahora está sucediendo es una auténtica revolución global, un salto cuántico en la Historia. La premisa revolucionaria libera nuestra inteligencia y voluntad.

La Línea de Avance

No es suficiente decir que los cambios a que nos enfrentamos serán revolucionarios. Un nuevo y eficaz enfoque podría denominarse “análisis de oleaje”. Considera la Historia como una sucesión de encrespadas olas de cambio y pregunta adonde nos lleva la línea de avance de cada ola.


La primera ola no se extinguió hasta finales del siglo XVII, cuando la Revolución Industrial estallo sobre Europa y desencadeno la segunda gran ola de cambio planetario. Así pues 2 procesos de cambios separados y distintos recorrían simultáneamente la Tierra, a diferentes velocidades. La primera ola de cambio ha cesado virtualmente. La segunda ola no ha perdido por completo su fuerza. Con la culminación de la marea de industrialismo en las décadas siguientes a la Segunda Guerra Mundial, una tercera ola empezó a recorrer la tierra, transformando todo cuanto tocaba. Comprender esto es clave para entender gran parte de los conflictos políticos y sociales que vemos en nuestro alrededor.

Olas del futuro

Revolución-IndustrialCuando una sociedad se ve asaltada por dos o más gigantescas olas de cambio la imagen del futuro queda rota. Se hace en extremo difícil identificar el significado de los cambios y conflictos que surgen. La comprensión de los conflictos producidos por estos encontrados frentes de olas nos proporciona una radiografía de las fuerzas políticas y sociales que actúan sobre nosotros. Pues cada uno es un pedazo vivo de las Historia. Las entrecruzadas corrientes creadas por estas olas de cambio se muestran en nuestros estilos de vida yen nuestro comportamiento a la hora de depositar nuestro voto.

Ricachones y Asesinos

El conflicto entre los grupos de la segunda y tercera ola constituye, de hecho, la tensión política central que surca nuestra sociedad actual. La lucha entre ellos es mas sobre quien obtendrá mayores beneficios de lo que queda del declínate sistema industrial.

La cuestión política fundamental es quien configura la nueva civilización que está surgiendo rápidamente para reemplazarla. Este conflicto esla “superlucha” por el mañana.

Una vez comprendemos que se está librando una encarnizada lucha entre quienes tratan de preservar el industrialismo y quienes tratan de sustituirlo, nos encontramos en posesión deuna nueva y eficaz clave para comprender el mundo. Más importante aún, nos hallamos en posesión de un nuevo instrumento para cambiar el mundo.

Debemos comprender tanto lo viejo como lo nuevo, en la que viviremos nosotros y nuestros hijos.

Apreciación Crítica

El amanecer de esta nueva civilización es el hecho más explosivo de nuestra vida. La humanidad se enfrenta a la más profunda conmoción social y la reestructuración creativa de todos los tiempos. Estamos dedicados a construir una civilización nueva. Este es el significado de la tercera ola. La premisa revolucionaria libera nuestra inteligencia y voluntad. No es suficiente decir que los cambios a que nos enfrentamos serán revolucionarios. Un nuevo y eficaz enfoque podría denominarse “análisis de oleaje”. Considera la Historia como una sucesión de encrespadas olas de cambio y pregunta adonde nos lleva la línea de avance de cada ola. La primera ola de cambio ha cesado virtualmente. La segunda ola no ha perdido por completo su fuerza. Con la culminación de la marea de industrialismo en las décadas siguientes a la Segunda Guerra Mundial, una tercera ola empezó a recorrer la tierra, transformando todo cuanto tocaba. Comprender esto es clave para entender gran parte de los conflictos políticos y sociales que vemos en nuestro alrededor. La comprensión de los conflictos producidos por estos encontrados frentes de olas nos proporciona una radiografía de las fuerzas políticas y sociales que actúan sobre nosotros. Pues cada uno es un pedazo vivo de las Historia. El conflicto entre los grupos de la segunda y tercera ola constituye, de hecho, la tensión política central que surca nuestra sociedad actual. La lucha entre ellos es mas sobre quien obtendrá mayores beneficios. La cuestión política fundamental es quien configura la nueva civilización que está surgiendo rápidamente para reemplazarla. Este conflicto es la “superlucha” por el mañana. Debemos comprender tanto lo viejo como lo nuevo, en la que viviremos nosotros y nuestros hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.