¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

domingo, 31 de julio de 2016

La Tercera Ola - Capítulo II: La Arquitectura de la Civilización

la-arquitectura-de-la-civilizacion

La Arquitectura de la Civilización

Años atrás, se oyó una explosión cuya onda expansiva recorrió la Tierra, demoliendo antiguas sociedades y creando una totalmente nueva. 


Síguenos también en  Facebook / Twitter

Esta explosión fue la Revolución Industrial que chocó con todas las instituciones del pasado y cambio la forma de vida de millones, encadenando así a la segunda ola.

La solución violenta.

La segunda ola encendió una sangrienta guerra entre los defensores del pasado agrícola y los partidarios del futuro industrial.
A mediados del s.XIX el nordeste tenía un sector industrial mientras el resto del mundo era agrícola. Por ello, han sucedido una serie de acontecimientos como la guerra civil norteamericana, la restauración de Meiji, la abolición del Feudalismo, la rebelión del clan Satsuma y la revolución de 1917(Bolchevique)

Baterías Vivientes.

El prerrequisito de cualquier civilización, vieja o nueva es la energía. En las sociedades de la segunda ola se obtuvo la energía del carbón, el gas y el petróleo, de combustibles fósiles irremplazables. Este bucear las reservas energéticas de la Tierra aceleró el desarrollo económico de la civilización industrial.

La Matriz Tecnológica.

La segunda ola creó gigantescas máquinas electromecánicas que movían piezas, correas de transmisión, cojinetes y resortes, dando a  la tecnología una matriz al inventar máquinas destinadas a la realización de  procesos y disminución del tiempo. Además facilitaba  al trabajador.

La Pagoda Bermellón.

La segunda ola introdujo en el sobrecargado sistema de distribución cambios tan radicales, a su manera, como las más conocidos progresos realizados en la producción. Ferrocarriles, carreteras y canales hicieron accesibles las zonas interiores y con el industrialismo llegaron los palacios del comercio, los primeros grandes almacenes.

La Familia aerodinámica.

La segunda ola necesitaba una sociosfera en donde alojarse.  Al desplazarse la producción económica a la fábrica la familia dejó de trabajar como unidad. La educación de los niños fue encomendado a las escuelas. Así se formó la familia nuclear que se convirtió en el modelo moderno estándar aprobado en las sociedades industriales.

El Programa Encubierto.

Los hijos para preparase para la vida industrial llevaron un modelo de educación general, en la cual se enseñaba  los fundamentos de la lectura, la escrita y la aritmética, un poco de historia y otras materias, a la que se le denomina programa descubierto. Pero bajo este programa existía un programa invisible o encubierto que estaba compuesto de tres clases:

La puntualidad: el trabajo de fábrica exigían obreros que llegasen a su hora.

La obediencia: exigía trabajadores que aceptasen sin discusión órdenes emanadas de una jerarquía directiva.
El trabajo mecánico y repetitivo: exigía hombres y mujeres preparados para trabajar en máquinas o en oficinas, realizando operaciones brutalmente repetitivas.

Seres inmortales.

En todas las sociedades de la segunda ola surgió la corporación, que era una institución clave que amplió el control social y dominaba cada fase del  estilo vital.
La corporación, era tratada por los tribunales como un ser inmortal, en cuanto que podía sobrevivir a sus inversores  originales; es decir, trazaba  planes a muy largo plazo y emprender proyectos de envergadura mucho mayores que nunca.
En 1901, apareció en escena la primera corporación de mil millones de dólares, la United States Steel, una concentración de fondos inimaginable en ningún período anterior.

La fábrica de la música.

La música proporcionaba un notable ejemplo, ya que en la etapa industrial, empezaron a surgir salas de concierto en Londres, Viena, París y otros lugares, Gracias a la música llegaron la taquilla y el empresario, la persona que financiaba la producción y luego vendía entradas a los consumidores de la cultura.
Al tener salas de concierto más grandes, requerían sonidos más fuertes, música que se oyese con claridad; así surgieron grandes cambios, desde la música de cámara hasta la orquesta sinfónica.
La orquesta reflejaba incluso en su estructura interna, ciertas características de la fábrica, puesto que se hizo una serie de divisiones como intérpretes, el director y un jefe de sección, cada uno de los cuales contribuía al resultado final (la música). Así esta institución vendía su producto a un mercado masivo y más tarde, añadió discos fonográficos a su rendimiento.

La ventisca de papel.

Una civilización no se reduce a una tecnosfera y sociosfera, sino que requieren también una infosfera para producir y distribuir información.
En la segunda ola, se destruyó este monopolio de comunicaciones ya que la tecnología y la producción en serie de fábricas, necesitaban movimientos masivos de información, que los viejos canales no podían manejar.
Por esta razón, todos los países se apresuraron a crear un servicio postal. La Oficina de Correos fue un invento tan imaginativo socialmente útil, ya que proporcionaba el primer canal enteramente abierto para las comunicaciones de la Era Industrial.
Naturalmente en la actualidad el periódico y la revista de circulación masiva constituyen una parte tan habitual de la vida cotidiana de todos, que no se les concede mayor importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.