¿Qué tema estas buscando? Escribe aquí

lunes, 11 de julio de 2016

Nuevas Tendencias: Exportación de Servicios

En nuestro país, el sector servicios puede crecer significativamente. Las exportaciones de servicios en 2015 alcanzaron los 6,226 millones de dólares, mientras que las exportaciones en general de bienes sumaron 33,246 millones de dólares. Sin embargo, a pesar de lo limitado que aún es, constituye un sector dinámico que creció en los últimos años sin mayores incentivos, lo cual podría multiplicar su participación en las exportaciones totales si cuenta con un marco promotor adecuado y moderno acorde con las nuevas tendencias.

Síguenos también en  Facebook / Twitter

La exportación de servicios puede ser de diversas formas, de acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero las principales son cuatro: cuando el servicio se presta desde el territorio del proveedor al de consumidor; cuando el consumidor se desplaza al territorio del proveedor para adquirirlo; por presencia comercial, cuando el proveedor establece una sucursal en territorio extranjero; o por presencia de personas físicas, el desplazamiento de personas a otro país para prestar el servicio.

Desempeño

En cuanto a los servicios que exporta nuestro país, estos son básicamente comerciales, de transporte, de viajes, comunicaciones, seguros y reaseguros. El abanico de posibilidades en la exportación de servicios es amplio y prometedor; mas enfrenta una dinámica que aún no es definida por un marco legal que satisfaga a exportadores y al Estado, específicamente a la caja fiscal.

Hace poco, el Congreso de la República aprobó la Ley de Exportación de Servicios, la cual fue observada por el Ejecutivo. Se indicó, en su momento, que esa ley permitiría dinamizar el empleo formal y beneficiar a seis millones de personas que trabajan en este sector. El presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Juan Varilias, calificó la norma como “un paso importante para el progreso del peruano emprendedor, que ahora podría ofrecer sus servicios a clientes del exterior sin pagar el impuesto del IGV que tiene todo tipo de exportación de servicios, condición elemental de competitividad, ya que un impuesto nunca debe ser exportado. El presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Mario Mongilardi, lamentó la observación de la ley, especialmente en una coyuntura desfavorable del comercio exterior. “La exportación de servicios constituye una gran fuente de ingresos para el país y una excelente manera de incrementar los puestos de trabajo formales”. 

Debemos considerar que en los países de la Alianza del Pacífico estamos a la saga en cuanto a la exportación de servicios. Por su parte, el Ejecutivo, mediante el Ministerio de Economía y Finanzas, señaló que la norma afectaría de manera importante la recaudación tributaria. En el sector privado refieren que, por “el contrario, habría una mayor recaudación por impuesto a la renta de las empresas que están en el rubro de ventas de servicios al exterior, y por IGV por recaudación indirecta al mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Lo cierto es que el actual marco legal que norma a los servicios, que data de 2012, debe ser modernizado, pues, además de puntos meramente tributarios, hay otros de concepto, ya que no considera determinados canales exportadores. Empero, luego de conocida la observación de la ley, el MEF dio un paso adelante en este sentido, lo cual es un avance importante para la adecuación del marco legal de la exportación de servicios a las necesidades actuales.

Exención

Así se aprobó la incorporación de nuevas operaciones de exportación de servicios exentas al pago del IGV. Ahora se considera como servicios a exportar las consultorías, asesorías y asistencia técnica; diseño; editoriales; imprenta; investigación científica y desarrollo tecnológico; asistencia legal y audiovisuales. El MEF opina que los servicios indicados cumplen con los requisitos para ser considerados operaciones de exportación y contribuirán a la dinamización del comercio externo del sector.

Anota que un servicio para ser calificado como exportación debe, entre otros requisitos, ser prestado a favor de una persona no domiciliada en el país y que su uso, explotación o aprovechamiento tengan lugar en el extranjero.

Asimismo, se incluye en la propuesta “el servicio que brindan las personas que se desplazan a otro país, como profesionales contables, médicos, profesores, consultores”. Aclara que estos servicios no se encuentran gravados con IGV, independientemente del país donde se presten. Hay otros tipos de exportación de servicios reconocidos a escala internacional.


En cuanto a la ley observada, el MEF puntualiza que se “debe pensar más en el país que a escala gremial”. El motivo de la observación fue un informe que acotaba que, de aprobarse, significaría un costo fiscal de más de 771 millones de soles. Los gremios solicitaron la insistencia, pero los plazos corren; al parecer, la nueva ley de exportación de servicios pasará a la agenda del nuevo Congreso como una tarea pendiente de no mediar una decisión contraria. En este punto se subraya la necesidad de que siempre el Ejecutivo y el Congreso actúen de manera coordinada. 



Fuente: Suplemento de economía del diario Oficial el Peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.