viernes, 15 de septiembre de 2017

La Seguridad en Línea

La seguridad siempre ha sido una de las preocupaciones básicas de las personas, de las organizaciones y de la sociedad. Pero hoy en día, con el avance de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), este tema adquiere una nueva dimensión. 

Síguenos también en  Facebook / Twitter

El creciente uso de este tipo de tecnologías por el sector económico, las instituciones y los ciudadanos las hace un elemento básico en el mundo actual y, a la vez, las convierte en el objetivo de amenazas de todo tipo contra su seguridad. Por tanto, ¿qué es la seguridad online? Es el conjunto de técnicas, herramientas y procedimientos que permiten proteger los sistemas, las comunicaciones y los datos que se manejan en el universo TIC.

Solo un 30% de los consumidores cree que las compañías toman la protección de sus datos personales con mucha seriedad y un 58% teme ser víctima de una filtración de datos en línea. Esos son algunos de los resultados del último estudio de Gemalto sobre seguridad en línea.

Los datos personales se han constituido en los activos más valiosos que tenemos las personas y, por lo tanto, somos muy exigentes en lo que a seguridad se refiere al momento de realizar cualquier operación utilizando esta información.

Gemalto, empresa especializada en seguridad digital, dio a conocer recientemente las conclusiones de su informe de lealtad del consumidor y filtración de datos de 2016, el cual reveló que los consumidores consideran firmemente que la responsabilidad de proteger sus datos personales corresponde a las organizaciones que los guardan y no a ellos mismos.
De acuerdo con el estudio, el 70% de los encuestados precisó que la responsabilidad de proteger y asegurar los datos de los clientes recae sobre las empresas y solo 30% de la responsabilidad corresponde a los clientes en sí. Sin embargo, menos de un tercio (29%) de los consumidores considera que las empresas toman la protección de sus datos personales muy en serio.

Esto se debe a que los consumidores temen cada vez más que se roben sus datos y un 58% cree que le pasará esto en el futuro.

Situaciones riesgosas A pesar de ser cada vez más conscientes de las amenazas que se presentan en línea, solo uno de cada 10 consumidores (11%) cree que no hay aplicaciones o sitios web que representan mayor riesgo para ellos y no cambian su comportamiento en consecuencia:

• El 80% utiliza las redes sociales, a pesar de que el 59% cree que estas representan un gran riesgo.
• El 87% utiliza banca móvil o en línea, si bien un 34% cree que esto los hace vulnerables a la delincuencia cibernética.
• Los consumidores también tienen más probabilidades de comprar en línea durante períodos comerciales muy concurridos, como Navidad (2% de aumento en línea en comparación con una disminución del 2% en las tiendas), a pesar de que el 21% admite que la amenaza del delito cibernético aumenta mucho en esos períodos.

Actitudes

Cerca de seis de cada 10 consumidores (58%) creen que serán víctimas de una filtración en algún momento y las organizaciones deben estar preparadas para la pérdida de negocios que tales incidentes pueden causar.

La mayoría de clientes que actualmente usa alguno de los siguientes elementos, dice que dejarían de utilizar un minorista (60%), un banco (58%) o un sitio de redes sociales (56%) si sufrieran una filtración; mientras que el 66% aseguró que probablemente no haría negocios con una organización que tuvo una filtración en la que se robó información financiera y confidencial.

Impacto

El estudio reveló que el uso fraudulento de información financiera afectó al 21% de los consumidores, mientras que otros registraron el uso fraudulento de sus datos personales (15%) y el robo de identidad (14%).

Más de un tercio (36%) de aquellos que han sido víctimas de una filtración atribuyen esto a un sitio web fraudulento. Los vínculos maliciosos (34%) y el phishing (33%) fueron los siguientes métodos utilizados con más frecuencia para atrapar a los consumidores.

Para confirmar el tema de que la culpa corresponde a las organizaciones, el 27% atribuyó la filtración a fallas en las soluciones de seguridad de datos de la empresa.

Contraseñas y confianza

La falta de confianza de los consumidores podría deberse a que las empresas no implementan medidas de seguridad fuertes. De acuerdo con el estudio realizado por Gemalto, dentro de la banca en línea, las contraseñas continúan siendo el método de autenticación más común: son utilizadas por el 84% de los clientes para banca en línea y por el 82% para banca móvil. La seguridad de transacciones más avanzada es el segundo método utilizado con más frecuencia (50% y 48%, respectivamente). Soluciones como la autenticación de dos factores (43% en línea y 42% móvil) y el cifrado de datos (31% en línea y 27% móvil) quedan detrás.

Datos:

El estudio de Gemalto se aplicó a 9,000 consumidores encuestados en Australia, Benelux, Francia, Alemania, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, India, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

• Solamente el 16% de todos los encuestados admitió comprender completamente qué es y para qué se utiliza el cifrado de datos.

• En la actualidad, el cliente se muestra muy interesado por la comodidad y espera que las empresas le brinden esto y a la vez mantengan sus datos seguros.

Fuente: Diario Oficial el Peruano-Suplemento Económico. Económika Nº 209.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, te pido que no olvides de unirte a nuestro facebook.